Emprendedores Mexicanos

7 de octubre del 2020 - Escrito por Mariana Pérez Bouquet Newton

En mi Proyecto de Aplicación Profesional en la incubadora del ITESO me plantearon el reto de encontrar una solución al porqué del fracaso de algunos emprendedores mexicanos.En los últimos años los profesionistas con títulos, licenciaturas y maestrías, se han visto atrapados en la gran dificultad que es encontrar un empleo en donde no solo tengan la oportunidad de desarrollarse y aspirar a puestos de trabajo retadores si no también que sean remunerados con un sueldo justo,  que esté al nivel del esfuerzo y dedicación que le han destinado a su formación y que les permita no solo cubrir sus necesidades básicas sino acceder al estilo de vida al que aspiran.

En consecuencia de esto, los mexicanos han optado por comenzar a crear sus propios negocios, poniendo en acción lo poco o nada de lo que saben sobre emprendimiento y por lo tanto desencadenando problemas organizacionales que más tarde pueden llevar a las empresas al cierre o a estancarse en su crecimiento por cuestiones comerciales, financieras y de procesos.

Después de una investigación de 6 meses en este proyecto, donde se llevaron a cabo validaciones con expertos en el tema, egresados de incubación y emprendedores,  llegamos a la conclusión de que antes de emprender debemos reconocer si contamos o no con las habilidades empresariales necesarias para el desarrollo y crecimiento de nuestro negocio.

Pero ¿Cuál es el motivo de todo esto?

En países en desarrollo como el nuestro, la mayoría de las personas que inician un negocio creen que cuentan con las habilidades necesarias para manejarlo, cuando la realidad es que durante la trayectoria de estudios de un mexicano, no en todas las carreras se fomenta el desarrollo de competencias y habilidades empresariales esenciales como es el liderazgo, la toma de decisiones, asignación de tareas, control del personal y demás áreas del management que ayudan a un negocio a hacer una diferencia entre una actividad comercial simple y actividades de alto impacto.

De acuerdo a Garza Medina, director del Instituto de Emprendimiento del TEC de Monterrey “necesitamos sistematizar más la práctica del emprendimiento, que los fundadores de las nuevas compañías tengan muy en claro cuáles son las competencias que necesitan aprender para conseguir que sus empresas se desarrollen.’’  Él asegura que lo más importante es fortalecer los conocimientos básicos de liderazgo,trabajo en equipo, competencias y habilidades, no sólo para consolidar el emprendimiento, sino para profesionalizarlo, algo que dará oportunidad de alcanzar un crecimiento mayor aún.

Como solución a este reto propusimos capacitaciones a los mexicanos que se encuentren en proceso de emprendimiento, para fortalecer conocimientos básicos de Recursos Humanos, estilos de liderazgo, desarrollar competencias y habilidades empresariales para obtener las bases fundamentales con el fin de lograr liderar un equipo de manera correcta, motivándolos a cumplir sus objetivos y por lo tanto impulsar el desarrollo de los negocios mexicanos.

Por otro lado, actualmente además de estar llevando a cabo mi Proyecto de Aplicación Profesional en la incubadora del ITESO tengo casi un año trabajando para CULTIVA. Como parte de los procesos y herramientas que ofrecemos, contamos con un programa llamado ALINEA. Este programa tiene dos versiones: ALINEA Emprendedor y ALINEA Empresa. Justamente el primero busca acompañar a los emprendedores en su planeación estratégica para alinear esfuerzos, objetivos y acciones en torno a una estrategia y rumbo común, identificando fortalezas y retos como equipo, estableciendo acuerdos que fortalezcan la colaboración y desempeño y definiendo acciones estratégicas que fortalezcan la propuesta de valor para los clientes. 

Este programa consiste en una serie de sesiones dinámicas y de capacitación donde al final el emprendedor o grupo de emprendedores obtendrán, entre otros, un reporte de lo trabajado y conceptos aprendidos un tablero de control de las metas propuestas y mecanismos de seguimiento. 

A continuación, presento un breve testimonio de Denisse Ramírez co-fundadora de Punto Verde (puntoverde.kitchen) empresa dedicada a la venta de comida saludable empacada al vacío.

“Mis socios y yo teníamos claro a lo queríamos llegar en el futuro, probablemente en 5 años, sin embargo, no sabíamos cómo iniciar ordenadamente. Trabajar con Cultiva nos ayudó a ponerle esa estructura al proyecto, objetivos claros e indicadores que nos lleven paso a paso a cumplir con nuestros objetivos de mediano y largo plazo.”

Mariana Pérez Bouquet Newton

Coordinadora de proyectos

Más Articulos del Autor

COMIENZA A CULTIVAR CRECIMIENTO & BIENESTAR

Detectamos oportunidades e Involucramos a los líderes en los planes de acción para asegurar los resultados.

Comenzar ahora